Montaje a reflujo

Solapas principales

Aplicación

Un montaje para reflujo permite realizar procesos a temperaturas superiores a la ambiente (reacciones, recristalizaciones, etc), evitando la pérdida de disolvente y que éste salga a la atmósfera.

Montaje

Básicamente consta de un matraz donde se coloca la disolución y de un refrigerante, acoplado en vertical, al que según la finalidad del experimento se acoplan otros elementos en función de que sea necesario llevar a cabo adiciones, mediciones de temperatura interna, etc. El refrigerante se conecta mediante tubos de goma al grifo de agua por su parte inferior y al desagüe por la parte superior (en contracorriente). El matraz se sumerge parcialmente en el baño calefactor y todo el montaje en posición vertical debe ser adecuadamente asegurado mediante un pie, pinzas y clips o muelles de sujeción. Para evitar ebulliciones violentas es conveniente introducir en el matraz con la disolución un agitador magnético o porcelana porosa.