Acidez y Basicidad de Aminas

 Acidez de las aminas

Los hidrógenos del grupo amino son debidamente ácidos, pudiendo ser arrancados con bases muy fuertes (organometálicos de litio). Por otro lado el par libre del nitrógeno es accesible a la protonación convirtiendo a las aminas en bases aceptables.

 

Preparación de LDA

Para la desprotonación de aminas se utilizan bases muy fuertes como los organometálicos de litio. Así, la preparación del diisopropilamiduro de litio (LDA) se realiza a partir de diisopropilamina y buti-litio. El pKa del amoniaco y aminas alifáticas primarias se sitúa en 35, subiendo ligeramente al aumentar el número y tamaño de los sustituyentes.

 

Comportamiento básico de las aminas

Las aminas actúan como bases a través del par libre del nitrógeno. La protonación del nitrógeno genera las sales de amonio.

Formación de sales de amonio

Las aminas se protonan en medios ácidos formando sales de amonio

La metilamina [3] se protona transformándose en el cloruro de metilamonio (sal de amonio) [4]. Las sales de amonio son los ácidos conjugados de las aminas y tienen pKas que varían entre 9 y 11.

La basicidad de las aminas depende de los efectos inductivo y estérico.  Así, el pKa sube con la longitud de la cadena carbonada (efecto inductivo)

La cadena carbonada cede carga al grupo amino, por efecto inductivo, aumentando su basicidad.  La base fuerte tiene un ácido conjugado debil, por tanto,  el pka sube.  Pero si la cadena es muy voluminosa, comienzan a predominar efectos estéricos, que provocan una disminución del pKa.