Normas de seguridad en el laboratorio

Seguridad en el laboratorio

El laboratorio de química es un lugar que puede ser peligroso si no se respetan unas normas básicas de trabajo. La mayoría de los productos químicos son nocivos de una u otra forma, pero si se manejan correctamente no hay razón alguna para que puedan afectarnos. Las reglas esenciales para la seguridad en el laboratorio se pueden clasificar en dos apartados: precauciones que siempre hay que seguir y acciones que nunca se deben realizar.

Precauciones que se deben tomar

  • Familiarizarse con los procedimientos de seguridad en el laboratorio en que se trabaje: saber dónde están los extintores, duchas, salidas de emergencia, etc.
  • Llevar gafas protectoras siempre. Las salpicaduras son relativamente frecuentes y los ojos son muy sensibles hacia la práctica totalidad de los materiales orgánicos.
  • Llevar ropa adecuada. No sólo es imprescindible llevar bata, sino que hay que evitar llevar pantalones cortos, sandalias, etc.
  • Leer las instrucciones atentamente antes de empezar un experimento.
  • Antes de utilizar un aparato, comprobar que funciona correctamente. Aquí se puede englobar el material de vidrio, el cual hay que verificar que no tiene ninguna rotura antes de agregarle ningún producto.
  • Manejar todos los productos químicos con gran cuidado. Estos pueden ser tóxicos, corrosivos, inflamables, explosivos, con posibles propiedades cancerígenas, etc.
  • El principal peligro en el laboratorio es el fuego. Nunca se debe encender un mechero antes de comprobar que no hay ningún líquido inflamable en las proximidades.
  • Para evitar el contacto de los productos con la piel, es recomendable utilizar guantes. En caso de contacto, en general, se debe lavar con abundante agua.
  • Mantener el área de trabajo limpia.
  • Recoger líquidos o sólidos que se derramen inmediatamente. Para ácidos y bases conviene neutralizar previamente.
  • Preguntar al profesor en caso de duda.
  • En caso de accidente, avisar inmediatamente al profesor.
  • Lavarse las manos antes de abandonar el laboratorio.

Acciones que nunca se deben realizar:

  • Comer o beber en el laboratorio.
  • Fumar en el laboratorio. Inhalar, probar o esnifar productos químicos.
  • Distraer a los compañeros que estén trabajando.
  • Correr en el laboratorio.
  • Trabajar solo.
  • Llevar a cabo experimentos no autorizados.